Historia de REJUES

 Historia de REJUES

“Yo También Soy Salvadoreñ@” fue una campaña lanzada en el otoño de 2012 en la ciudad de San Francisco. La idea nació luego que un grupo de jóvenes de origen salvadoreño se reunieran para discutir cual sería el papel de la población joven en los Estados Unidos, ante la aprobación del voto en el exterior, en vista de las elecciones presidenciales. De la mano con la organización de jóvenes estudiantiles y en constante interacción con la comunidad se identificaron otros desafíos a los que se enfrenta la comunidad salvadoreña y se propusieron oportunidades de abordaje.

En este marco, se desarrolló, en el año 2014, la Primera Cumbre de Jóvenes Salvadoreños, en Washington, D.C. el evento fue una oportunidad para que cientos de jóvenes salvadoreños pudieran convivir y definir, en conjunto, el significado de ser salvadoreño y lo que esto conlleva. En dicha cumbre, promovida por juventudes salvadoreñas y la Embajada de El Salvador, se utilizó

el eslogan Yo también soy salvadoreño, que refleja el sentimiento de muchos jóvenes que, a pesar de haber nacido en otro país, no dejan de lado sus raíces salvadoreñas.

Los jóvenes concluyeron:

Que son salvadoreños no solo porque así lo indica la Constitución salvadoreña, sino porque sus sentimientos y raíces así lo mandan.

Que es imperante la apertura de espacios dedicados a las juventudes salvadoreña en Estados Unidos, por medio de los cuales se fomente: la identidad y la cultura salvadoreña, la vinculación, el diálogo y el desarrollo integral.

Que uno de los principales desafíos para la juventudes salvadoreñas alrededor del mundo es convertirse en embajadores de la identidad salvadoreña.

En el año 2015, la Segunda Cumbre de Jóvenes Salvadoreños, LíderES, se llevo a cabo en la ciudad de Dallas, Texas. La Segunda Cumbre funciono para darle seguimiento a las propuestas fruto del primer esfuerzo y como un reconocimiento del potencial desarrollado por jóvenes salvadoreños en el exterior. Estos compatriotas se destacan como personas emprendedoras e innovadoras, con gran potencial de incidencia en el desarrollo de las comunidades salvadoreñas alrededor del mundo.

El resultado primario de la Segunda Cumbre fue la fundación y el lanzamiento de una red de jóvenes Salvadoreños en el exterior (REJUES). El propósito de REJUES es servir como un grupo oficial representante de Salvadoreños jóvenes residiendo en el exterior.

Estos jóvenes son quienes construyen de forma natural redes transnacionales las cuales pueden convertirse en medios estratégicos para el desarrollo de sus capacidades, el fortalecimiento de la identidad y del desarrollo de una conciencia de ciudadanas y ciudadanos salvadoreños activos y comprometidos con el país.

Para esto, las y los jóvenes, reconocieron que es importante posicionar y dar seguimiento a los siguientes aspectos:

1) Es imperante la apertura de espacios dedicados a la juventud salvadoreña en el extranjero, por medio de los cuales se fomente: el diálogo, el desarrollo integral y el aprendizaje desde un enfoque práctico y de desarrollo de conciencia crítica.

2) Estos espacios deben tener como base la libre expresión, la diversidad -como principal característica de las juventudes salvadoreñas-, el intercambio de experiencias y la exploración de las y los jóvenes salvadoreños en temas como: empoderamiento y desarrollo de la comunidad salvadoreña, identidad, cultura, aspiraciones políticas, trabajo conjunto, etc.

3) REJUES es una organización a través de la cual se puedan conectar jóvenes salvadoreños en el mundo.

4) Debe prevalecer un enfoque en las características constructivas y positivas de la cultura salvadoreña, tales como: perseverancia, comunidad, nación trabajadora y honesta, etc.

5) Se puede fomentar la identidad salvadoreña más allá del hecho de haber nacido ahí y debe verse a la cultura como puerta de entrada para que otros también se sientan salvadoreños.